Entre Necrófagos

A principios de agosto, junto a mi compañero de batallas Juan Carlos Fajardo, tuvimos la oportunidad de acudir a la Reserva de la Biosfera Real Sitio de San Ildefonso (Espinar) junto a OTEA, una organización de tours especializados en aves rapaces, creada por el Colectivo Azálvaro, y cuyo principal objetivo es el de fomentar un turismo sostenible de observación de la naturaleza así como el conocimiento de la avifauna existente.

OTEA dispone de unas instalaciones muy cómodas y completas para la observación de aves así como de un bebedero en el mismo lugar. Los asientos son muy cómodos y el lugar es bastante espacioso como para levantarse y estirar las piernas.

Nosotros nos levantamos bien tempranito (05:15 am) para acudir al punto donde José Aguilera nos había citado, y así poder llegar para las luces del alba. Por suerte, José tiene un buen todoterreno porque nada más llegar al inicio del lugar había una cuesta bastante cruda como para subirla a esas horas a pie jeje pero, eso sí, nos dijo que si hay nieve debemos subirla a pie (que se prepare Juan para la próxima jeje).

Ya nada más llegar nos pusimos bien cómodos y montamos los cacharros sobre el trípode, tocaba esperar…Pero la espera se hizo corta, ya que sobre las 07:40 am llegó el primer visitante, un busardo ratonero o ratonero común (Buteo buteo) al cual le siguieron varios milanos, tanto reales (Milvus milvus) como negros (Milvus migrans).

Dia de necrofagos

Dia de necrofagos

Después, comenzaron a llegar más milanos al lugar. En algunas ocasiones, decidí subexponer la imagen para aumentar el contraste entre la luz reflejada del amanecer en el ave y el fondo de la escena.

Además, pudimos jugar con otras focales más allá del 400 mm o más, yo me tuve que conformar con el 70-200 mm (fallo mío por no llevar el angular) pero me sirvió para sacar algunos retratos interesantes de cerca.

Y entre tanto milano, algunos cuervos (Corvus corax) comenzaron a llegar como si se tratasen de los famosos cuervos mensajeros de Odín, transportando un claro mensaje: la llegada de los buitres estaba cerca.

Entre Necrofagos

Y, en efecto, los primeros buitres leonado (Gyps fulvus) comenzaron a llegar cual Airbus A380 aterrizando en pista, una delicia verlos volar de esa manera, abriendo sus grandes alas. Unos animales que son esenciales en la cadena alimentaria y en la conservación de los espacios naturales.

Entre Necrofagos

Poco a poco fueron llegando más buitres, alguno incluso abriendo sus alas en señal de fuerza y poder ante los demás. Uno de ellos incluso se apoderó de un trozo de carne y la roca que había, defendió su posición de los demás, pero sobretodo de otro que se encontraba sobre el posadero y que con poca suerte intentaba arrebatarle el lugar y la comida.

Entre Necrofagos

Entre Necrofagos

Tuvimos una actividad bastante alta para ser una época de tanto calor, no tuvimos a la real pero si varios buitres negros (Aegypius monachus) que nos dieron bastante juego junto a los buitres leonado y los milanos. Yo era la primera vez que veía y fotografiaba a un buitre negro y puedo decir que son espectaculares, pura elegancia en vuelo.

Entre Necrofagos

Entre Necrofagos

Después de que los buitres se comieran todo, la actividad bajó bastante. Estuvimos hasta las 17:00 horas más o menos, y ya tan solo tuvimos algunos milanos y cuervos. Algo que ya estaba más que compensado con la cantidad de movimiento que tuvimos durante toda la mañana.  Sin duda, nos fuimos con una sensación muy buena y pensando en la próxima visita que intentaremos que sea con nieve.

Más allá del simple hecho de fotografiar, está la experiencia de ver el comportamiento de todas estas aves salvajes y disfrutar de ese momento, de verlas en plena faena con sus pequeñas disputas y a los más pequeños ingeniándoselas para arrebatarles un trozo a las más grandes.

Espero que os haya gustado, os dejo con alguna que otra imagen más abajo en la galería. ¡Disfrutad del momento y buenas luces!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *